Definiciones

Medio ambiente

Aguas residuales

Son aquellas que no tienen un valor inminente para ser utilizadas, al no poseer una suficiente calidad para un uso apropiado en el momento de su captación. Las aguas residuales procedentes de un usuario pueden ser un suministro potencial para otro usuario.


Aguas subterráneas

Se refiere al agua que ha sido extraída, por regla general, desde o por vía de una formación subterránea, esto es, desde un acuífero. Los acuíferos son todos los depósitos permanentes o temporales de agua, tanto los cargados de manera artificial como natural, en el subsuelo, de suficiente calidad para un uso determinado. Esta categoría incluye el agua contenida en la capa freática y la de las depresiones geológicas. En este apartado, se incluye el agua captada de los manantiales, que deben ser subterráneos. Queda excluida el agua subterránea procedente de filtraciones que se incluirá en aguas superficiales.


Aguas superficiales

Son aquellas aguas con corriente superficial o las que se retienen sobre la superficie de una hondonada terrestre, es decir, embalsadas, o las aguas de los cauces naturales (ríos, arroyos, lagos) y los cauces artificiales (sistemas de canalización para el regadío, la industria y la navegación, de drenaje y las reservas artificiales). Se incluyen las filtraciones producidas en las riberas de los ríos mientras que las aguas de transición, pantanos salobres, lagunas y estuarios no son consideradas como aguas superficiales.


Captación de agua

La captación consiste en extraer y/o recoger el agua de la naturaleza y almacenarla para su utilización. Aquí, se incluyen los servicios de embalse y la conducción por arterías y conducciones primarias. Se distingue, entre otros, la captación procedente de aguas superficiales y la realizada a través de sondeos o perforaciones, aguas subterráneas.


Coste unitario del agua

El coste unitario del agua es el cociente entre los importes abonados por el suministro de agua más el de las cuotas de alcantarillado, depuración y cánones de saneamiento o vertido y el volumen de agua registrada y distribuida a los usuarios.


Distribución de agua

Esta operación incluye el total de agua disponible en la red de distribución más las pérdidas ocasionadas en dicha red. Se obtienen como suma del agua captada por la empresa más el saldo neto de las compras y ventas de agua por otras empresas o ayuntamientos.


Emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)

Los seis gases principales que contribuyen al efecto invernadero según el Protocolo de Kioto son los siguientes: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hexafluoruro de xofre (SF6), hidrofluorocarbonos (HFC) y perfluorocarbonos (PFC). Las emisiones de estos gases se expresan en miles de toneladas equivalentes de CO2.
Los datos de las emisiones por Comunidades Autónomas suponen una desagregación del resultado nacional. Para determinadas actividades o subsectores emisores se utiliza el enfoque arriba-abajo, partiendo de datos aproximativos disponibles para cada comunidad. Por este motivo, debe tenerse en cuenta que la estimación está condicionada, en su exactitud y precisión, por la disponibilidad de esta información complementaria.
También hay que tener en cuenta que la cifra de referencia utilizada para realizar el seguimiento de los compromisos de cada país ante el Protocolo es inamovible (se ha fijado en 289.773 miles de toneladas para España, la cantidad emitida en 1990). Sin embargo, y a efectos de representar las mejoras producidas en la estimación de las emisiones, dicha cifra puede ser objeto de actualización y, de hecho, en cada edición del inventario del cual se extraen los datos, la serie anual de los índices de emisiones se modifica atendiendo a los cambios sufridos por la cantidad de referencia.


Equipos integrados

Son aquellos que tienen una doble finalidad, industrial y de control de la contaminación. Pueden ser el resultado de la modificación de un equipo o instalación ya existente o consistir en la adquisición de un nuevo equipo o instalación que responda a esa doble finalidad. En el primer caso, el gasto en inversión a considerar es el coste de la modificación. En el caso de un nuevo equipo o instalación, el gasto a considerar es, exclusivamente, el coste adicional relativo a la finalidad de control de la contaminación.


Equipos o instalaciones independientes

También llamados de final de ciclo o no integrados. Son aquellos que operan de forma independiente en el proceso de producción y están destinados a reducir la descarga de contaminantes originados durante dicho proceso. En el gasto de inversión de este tipo de equipos hay que considerar el precio de compra del equipo, las grandes reparaciones efectuadas en los equipos ya existentes y/o el coste de construcción de la instalación realizado por la propia empresa, incluyendo, en su caso, los costes relativos al diseño, el montaje del equipo y la compra del terreno necesario para la ubicación.


Gastos corrientes en protección do medio

Incluyen los gastos de explotación que se cargan en la cuenta de pérdidas y ganancias del Plan General de Contabilidad, cuyo principal objetivo sea la prevención, reducción, tratamiento o eliminación de la contaminación o cualquier otra degradación del medio ambiente que surge como resultado de la actividad de la empresa. Comprenden fundamentalmente los pagos por compras de servicios de protección ambiental a otras empresas. También se incluyen los gastos asociados a los equipos utilizados (reparaciones, consumo de energía y de materias primas), así como otros gastos relacionados con la protección del medioambiente, tales como gastos de personal ocupado en actividades de protección ambiental, gastos en actividades de I+D relacionadas con el medio ambiente, cotes adicionales por la utilización de productos limpios, gastos en productos que protegen el medio ambiente y pagos por la gestión de envases.


Inversiones

En las estadísticas relacionadas con el medio ambiente se definen como los recursos de capital adquiridos para ser utilizados en el proceso productivo durante más de un año. Dentro de este concepto, hay que distinguir los incrementos reales de activos (compras de bienes de equipo o de activos inmateriales) y las disminuciones de activos (ventas o cesiones de equipos o activos inmateriales) realizadas por la empresa en el año de referencia.

En Confianza empresarial este concepto comprende la adquisición de activos fijos por parte de una unidad productiva para ser utilizados en la producción por un período de tiempo superior a un año.


Protección del medio

Comprende todas las actividades que tienen como principal objetivo la prevención, reducción y eliminación de la contaminación y cualquier degradación del medio. Quedan excluidas aquellas actividades que, aunque tienen un efecto beneficioso sobre el medio ambiente, responden principalmente a necesidades técnicas, de higiene o seguridad de la empresa. Dentro de las actividades de protección del medio ambiente están los servicios de medida y control de la contaminación, la recogida y eliminación de residuos, el tratamiento de aguas residuales y las actividades de investigación y desarrollo relacionados con el medio, etc.


Protocolo de Kioto sobre el cambio climático

Es un acuerdo internacional ratificado dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero (GEI) que causan el calentamiento global del planeta. El Protocolo fue inicialmente adoptado en diciembre de 1997 en Kioto (Japón), aunque no entró en vigor hasta el 2005. Entre esta fecha y el año 2009, 187 países industrializados han ratificado el Protocolo, comprometiéndose a reducir en un porcentaje aproximado del 5% sus emisiones de GEI en el período 2008 a 2012, en relación a la cantidad emitida en 1990.
Según dicha cantidad, España deberá situar sus emisiones en 2012 en un índice del 115% con respecto a la cantidad emitida en 1990 (289.773 miles de toneladas de CO2 equivalente).


Reciclado

Consiste en la transformación de los residuos, mediante un proceso de producción, para alargar la vida útil de un producto o para otros fines. Se incluye el reciclado orgánico pero no la incineración con recuperación de energía.


Recogida selectiva

Consiste en la recogida diferenciada de materiales orgánicos fermentables y de materiales reciclables, así como cualquier otro sistema de recogida diferenciada que permita la separación de los materiales valorizables contenidos en los residuos.


Residuos urbanos o municipales

Se definen como aquellos residuos generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios, así como todos aquellos que no tengan la calificación de peligrosos y que por su naturaleza o composición pueden asimilarse a los producidos en los anteriores lugares o actividades (limpieza de las vías públicas, zonas verdes, animales domésticos muertos, residuos y escombros procedentes de obras menores de la construcción, etc.)


Tratamiento de aguas residuales

Es el procedimiento para devolver las aguas residuales a la naturaleza en condiciones óptimas de calidad o para ser reciclada o reutilizada.



Este sitio web utiliza cookies propias de tipo técnico y de terceros para optimizar su uso. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.
Si continúa navegando se considera que acepta su uso. Conozca nuestra política de cookies
     De acuerdo
   Compartir: